martes, 18 de enero de 2011

-/-Ventarrón-/-

Parece que no a todas nos tocan los galanes de rosas y peluches,
O de esos que te dan serenata borracha en el porche de la casa.

Siempre me han tocado los rudos,
Los insensibles,
O los sin pantalones para darle talla a esta hembra.

Ya no sé que será de mí, o de ti.
Ni qué decir de “nosotros”
Cuando tú mismo escribiste el epitafio con tus uñas en mis ojos.

¿Verdad que la traición es dulce?
Te amo.
Así que vete al diablo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario