sábado, 11 de diciembre de 2010

-/-5:16-/-

Voy a colocarte una máscara de papel maché; convertiré tu boca en cristal para que al beberte no te me hagas tan amargo.
¿Sabes? Siento que me pierdes en tus espejos, rostro de ángel. Este pedazo de madera, despojado de sonrisa, va tejiendo letras con las uñas.
Veo el resultado y casi ¡casi! sonrío: otro amasijo de suspiros que guardar en la cartera. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario